sábado, 26 de enero de 2013

RELATOS E HISTORIAS DE VILLA DEL ARCO: EL AYUNTAMIENTO

Era un local situado en la Calle de la Iglesia de una sola nave y que hace esquina con la Calle de la Sartén y por su parte trasera a la Calle de los Naranjos.

De pequeñas dimensiones, a la mitad de suelo de este edificio hace un escalón como de una cuarta de altura, quedando dividido en dos mitades. El piso es de pizarras.

Recuerdo perfectamente que frente a la puerta de entrada, se encontraba una bonita y antiquísima mesa de despacho de grandes proporciones y dos sillones de madera torneada con los asientos de juncos. En el rincón de la parte izquierda al fondo se encontraba situado un pequeño armario sin puerta donde se tenía el archivo (carpetas atadas con cintas y que contenían la documentación propia del consistorio así como los boletines oficiales)

En el rincón de la parte izquierda se encontraba un artilugio cuyo nombre ignoro y que era para tallar a los quintos. Se trataba de un pedestal de madera sobre el que se llevaba un madero de unos 2 metros de altura y que tenía una muesca o corte en el centro permitiendo que por allí se deslizase un saliente que se colocaba encima de la cabeza del mozo que se iba a tallar, pues en el madero vertical que describo al principio estaba marcado perfectamente el metro lineal centímetro a centímetro.

En la pared hacia la Calle de la Iglesia tiene 2 ventanas pequeñas.


Ayuntamiento de El Arco y actual Sede de la Asociación

Recuerdo que  la pared frente a la puerta había situado un marco con la foto de Franco y debajo de éste un crucifijo. Todo ello, presidiendo la estancia justamente encima de la mesa escritorio y los sillones descritos anteriormente.

Conocí ser Alcalde a Don Eladio Nuevo Amores, así como Secretario a Don Ricardo Álvarez Ávila quién, a la vez, también lo era de Cañaveral.

Este pequeño edificio, tras anexionarse El Arco a Cañaveral, al igual que la Casa-Escuela, quedaron totalmente abandonados y sin uso. Se hundió el tejado y al ser subastado junto con la Escuela del Arco por el Ayuntamiento de Cañaveral fue adquirido por la Asociación de Amigos del Arco quién se ha preocupado de restaurarlo, arreglarlo y acondicionarlo para que sirva como Sede de esta Asociación. Hoy con el esfuerzo de cada uno de los componentes que han ido pasando por la Directiva de esta Asociación, y por supuesto, con la inestimable colaboración altruista y desinteresada de los socios, se encuentra perfectamente restaurado y amueblado para uso en reuniones, eventos y utilización ocasional para cualquier otra actividad  (ver fotos) 






Texto original: Manuel Ramos González
Texto editado: Emilio J. Orovengua

1 comentario:

  1. Anónimo12:42 p. m.

    Yo Josefa como arquilleja que soy recuerdo parte de lo que ha mencionado Manolo en este texto. Recuerdo a su tio Eladio de alcalde, a don Ricardo de secretario,a Emérito también que fue alcalde del cual corríamos de él cuando hacíamos nuestras trastadas, y tengo un vago recuerdo de que mi padre fue fiscal del ayuntamiento.
    Eran tiempos bonitos del Arquillo que siempre los recordaré.
    Pili estripa el cuadrito y lee lo que escribo...pero no estripes como tu dices sino pincha, lo pasé muy bien contigo ayer.
    Un beso, Josefa.

    ResponderEliminar